Top Social

Colorete; manual de uso.

4/22/2013
El blush no es solo un arma para mejorar el tono. Bien utilizado puede equilibrar facciones, resaltar rasgos y transformar un rostro. Te contamos como fabricarte el rubor ideal según tu anatomía y te damos los nombres de los rubores más demandados.

Antes de empezar, sigue a rajatabla los siguientes pasos:
1. Sopla la brocha una vez la hayas impregnado con la fórmula en cuestión (así evitarás ronchones).
2. Sonríe de oreja a oreja. La zona a trabajar es la que queda elevada por encima del resto del rostro, el moflete o, como lo llaman los pro; la manzana. He aquí unas instrucciones para sacar todo el partido a tus rasgos.


A cada anatomía su técnica:

Rostro anguloso.El objetivo en estos casos es resaltar la parte central del pómulo para otorgar un aspecto más infantil al rostro, más redondeado. Para conseguir este efecto suavizado aplica el blush sólo en la manzana y difumina ligeramente hacia la sien con     movimientos ascendentes y la ayuda de los dedos (si es líquido o en crema) o de la brocha (si  tiene forma de polvo compacto).



Rostro en forma de corazón. El objetivo de este método es estrechar la frente y potenciar la parte central del rostro para aportar equilibrio y armonía al conjunto. Empieza aplicando el colorete desde la manzana hasta la parte central de la oreja con movimientos horizontales. Para crear un efecto óptico de frente más estrecha aplica un toque de blush en la parte central de la frente, en el nacimiento del pelo.



Rostro cuadrado. En este caso el objetivo es estrechar la frente y suavizar la mandíbula (ligeramente masculina). Trabaja primero la parte central; aplica un toque de rubor en la la parte superior de las orejas y difumínalo hasta la manzana para resaltar el pómulo. Después deposita una pequeña cantidad de blush en el centro de la nariz, en las sienes (cerca del nacimiento del pelo) y en ambos lados de la mandíbula.





Rostro redondo. Para hacer que tu rostro parezca más alargado, dibuja una C que vaya desde la sien hasta la mitad de la mejilla (no rellenes la manzana entera). Después dibuja aplica un toque en cada flanco de la nariz y dibuja un trazo que vaya desde el centro de la frente hacia la parte superior de las sienes y otro que vaya de la mandíbula a la punta de las orejas (este es el trazo de recontorneado).




¿Que os parecen los consejos? ¿Los pondréis en practica? Yo desde luego que si..

Gracias por comentar.